Archivos de la categoría Familia

2011 ¡¡Menudo año!!

Un año no es más que una porción arbitraria de tiempo, coincidente con un ciclo orbital de la Tierra alrededor del Sol; pero parece que le hemos terminado dando una importancia casi divina, como si el mero hecho de pasar una hoja del calendario o de anochecer, y volver a amanecer al día siguiente, tuviera un efecto mágico sobre la vida de todos los seres de este planeta.

Pero nos ayuda a poner un marco temporal lo suficientemente amplio a una porción de nuestras vidas. Invita a cerrar un tiempo y a abrir otro, revisar logros y establecer nuevos. Y eso está bien.

En este 2011 he vivido una experiencia muy curiosa. Los últimos años, me atrevería a decir que casi los diez últimos, han sido de esos que se te pasan casi volando; me parecía increíble cómo llegaba, cada año, de nuevo la navidad otra vez.

Este 2011 ha sido totalmente diferente. El tiempo ha parecido casi congelarse; sucesos que parecieran de años anteriores, han pasado apenas unos meses atrás. Cada día, cada hora, cada minuto los he percibido como algo tremendamente valioso y tengo la sensación de haber vivido el equivalente de varios años anteriores.

Hace cosas de un mes, mientras volaba hacia Madrid, se me ocurrió encender mi iPad y abrir un programa de creación de Mapas Mentales. Casi de manera instintiva puse en su centro ‘2011’ y me deje llevar, fluir. Rama tras rama iban saliendo conceptos, logros, vivencias y, veinte minutos más tarde, miraba la pantalla con total asombro y dije para mi: ¡¡Menudo año, alucinante!!

Sin intención de ser exhaustivo, quiero aprovechar para dejar plasmado en este blog lo que plasmé allí de manera gráfica. Sigue leyendo 2011 ¡¡Menudo año!!

En crisis… con la Navidad

Hace dos años, publiqué la primera entrada de este blog, llamada Navidad 2009. Hoy, día de Navidad de 2011, he vuelto a leerla y, de forma curiosa, me ha parecido muy vigente y he sentido el deseo de recomendar su lectura a todos aquellos que en el plazo de estos dos años siguen de manera regular Vivir con corazón.

Han pasado dos años y considero que mi pensamiento se ha ‘radicalizado’ en ciertos aspectos. Por un lado, está la realidad de la evolución personal transcurrida durante el 2010 y el 2011; no es sólo que el tiempo no sea el mismo, ¡es que yo ya no soy el mismo! Y, por otro lado, están ciertas circunstancias personales-familiares. Entre ellas, que mi segunda hija (una preciosa niña china) tiene ya ocho años.

Quiero suponer que serán sus últimas navidades de lo que nos gusta llamar ‘inocencia‘. Para ella, todavía Papa Noel y los Reyes Magos (e incluso el ratoncito Pérez) son reales. Sigue leyendo En crisis… con la Navidad

Adios, papá.

Con mi padre, Jesús Doreste ManchadoEl domingo 15 de mayo, apenas a tres días de haber tenido la primera sesión del Taller ‘Afronta tus retos; vive tu vida con pasión’, y mientras estaba colaborando en el Taller de Creatividad para Comenzar a Escribir, que impartía Dulce Bermúdez, mi esposa, falleció mi padre, Jesús Doreste Manchado.

Falleció en su propio hogar, acompañado, de manera repentina y sin dolor, tras haber sobrevivido a un infarto hace ya treinta y un años. Contaba con ochenta y nueve años (en noviembre hubiera cumplido los noventa). Todos sus hermanos (siete) han pasado de los ochenta y ya dos han superado los noventa. Fue padre de tres hijos (yo soy el del medio) y había enviudado de Narcisa en el 2003. Sigue leyendo Adios, papá.